Wednesday, February 27, 2008

Reforma a Central de Riesgos afectará adquisición de créditos

Francamente parece que Rafael Correa fuese un agente encubierto de una potencia extranjera empeñado en destruir el país erosionando sus instituciones. O es esto último o Rafael Correa es un ignorante integral en cuanto a economía en general y sistema financiero en particular. A estas conclusiones se llega luego de conocerse las reformas gubernamentales a la Central de Riesgos.

Noticia en El Comercio: La Central de Riesgos quedó limitada por pedido de Correa - El Comercio

Hasta ayer, la Central de Riesgos era un referente para las entidades bancarias que daban créditos. Cada persona o empresa que realizaba un préstamo pasaba a formar parte de ese listado y recibía una calificación que podía ser A, B, C, D ó E, la cual dependía del cumplimiento del pago.
...
Entre las decisiones de la Junta se establece la prohibición de entregar información de los burós de crédito, sin la autorización individual de una persona. En caso de que esto se incumpla se aplicará una sanción penal por el mal uso de la información.
El ministro de Finanzas, Fausto Ortiz, señaló que por instrucciones del presidente Correa solo el deudor debe constar en la Central de Riesgo.

El Federalista: Expliquemos un poco las barbaridades que se han hecho. Para otorgar un préstamo la entidad financiera recopila una gran cantidad de información del potencial deudor como de su garante, incluída la calificación de riesgo, si tanto deudor como garante tienen una calificación buena y hay bienes que puedan garantizar el crédito, este se otorga, caso contrario el préstamo es negado. Si como ahora gracias a la reforma, no habrá acceso a la información del garante, entonces las entidades financieras se encontrarán más reticentes a entregar préstamos o exigirán que el deudor tenga más bienes que puedan garantizar el pago del préstamo.

En definitiva, las reformas a la Central de Riesgo hace algo que es ingrato con las personas de menor fortuna: permite que los más adinerados (con más bienes como garantía) accedan a crédito pero logra que las personas con menos bienes tengan menor acceso al crédito. Las reformas a la larga profundizarán la inequidad pues sólo las grandes empresas y personas adineradas podrán adquirir préstamos y en mejores condiciones que los pequeños empresarios y familias de menores recursos.

Desde luego habrá de buscarse formas para sobrepasar esta absurda regulación, como solicitar en un crédito la autorización explícita del garante a su información de calificación, o mantener sistemas alternos de calificación. Pero el daño está hecho, el acceso al crédito será más restrictivo y los costos de operación de las entidades financieras serán más altos y serán asumidos por los ahorristas.

Gracias Rafael Correa por hacernos más pobres y dejarnos sin acceso a crédito.

4 comments:

Anonymous said...

No le veo el problema, en el momento que el Garante y el cliente del Banco firmen la solicitud de crédito deben estar de acuerdo con su firma que la IFI está autorizada a revisar su información crediticia de la Central de Riesgo. con lo que la IFI tendrá su información y el crédito se concede de acuerdo a ese historial.

Xica said...

Como se vé que nunca has caído en Central de Riesgos, y eso que se podía caer ahí por las cosas más absurdas!

La Central de Riesgos era un lumpen de corrupción y manoseo político. Conozco a alguien que por ser garante de una deuda de S/. 100 000 (cien mil SUCRES) del año 98, deuda que ha pagado (con los intereses y los años subió de 4 dólares a más de 2000 DOLARES) por lo menos 4 veces durante éstos 10 años. La Central de Riesgos 'perdía' sus documentos cada vez que cambiaba la AGD de Gerente. Esta persona no ha podido, en 10 años, hacer ningún movimiento financiero, peor adquisición de bienes, era un paria, un zombie financiero; ahora ha salido de ese hueco e infierno sin fin. Odio a Correa, pero debo reconocer que ésta fue una buena medida.

Danny Ayala Hinojosa said...

Xica:

La idea siempre debe ser mejorar las cosas y no desbaratarlas. La central de riesgos debe salir del control estatal, deben existir mecanismos de mercado que informen sobre la información crediticia de los ciudadanos generada por un banco (información relacionada únicamente con la información financiera que deudores y garantes hayan aceptado entregar mediante contrato). mucho me temo que las regulaciones al respecto terminarán "cegando" al sistema financiero y este tenga que incurrir en gastos operativos para paliar estos efectos, gastos que encarecerán los servicios y que los pagaremos todos. La AGD y la Superintendencia deben desaparecer, son entes inutiles que gastan dinero y no han devuelto en 10 años lo que el Estado le quitó a los ciudadanos con salvatajes y feriado bancario.

Xica said...

Danny, para eso se crearon 3 casas privadas que dan informes de crédito, que están haciendo, según me informan amigos dentro del sistema financiero, mejor trabajo que la Central de Riesgos y la AGD. A diferencia de la CdR, cada persona tiene ahora acceso a su propia información (la semana pasada solicité y obtuve, via Internet y SIN COSTO mi propio récord crediticio). Esta medida fue correcta.