Monday, September 03, 2007

¿Guayas como república independiente?

¿Es viable el Guayas como región autonómica o incluso república independiente? ¿es cierto como dice el editorial de hoy de El Comercio, que no cuenta con recursos como los departamentos autonomistas de Bolivia?

Editorial de El Comercio: La provincia más política del país

En el actual Gobierno, en sus pocos meses de ejercicio, se ha evidenciado desconocer la ubicación política de tal cargo. Es más, de manera insólita, en su desesperación burocrática de crear más organismos, comisiones, decretar emergencias y ser el mayor donante del país, se le ocurrió crear un ente paralelo como es el Ministerio del Litoral. Un craso error como el de los extremistas autonómicos del Guayas -que no pasan de una docena- que tienden a creer que son la ‘media luna’ de los departamentos de Bolivia. Desconocen que no cuentan con el petróleo, el gas y la riqueza de esas tierras orientales, bajando el Altiplano. Están tan equivocados como lo está un Gobierno que es ducho en la teoría política del siglo XXI, pero abrumadoramente ignorante de la naturaleza de la Nación que gobierna.

El Federalista: tengo que discrepar con la mitad de este párrafo del editorial, ni los autonomistas en Guayas son menos de una docena y tampoco es cierto que Guayas no tiene recursos comparables como los departamentos bolivianos de Tarija, Beni y Santa Cruz (y tampoco los necesita).

La verdad es que hay una creciente mayoría de guayacenses y manabitas que ven con agrado la idea de una autonomía regional muy marcada o incluso la posibilidad de ser una república independiente. Creciente mayoría silenciosa que ve como el estado central establecido en Quito no solo no ayuda sino que estorba, no solo eso, sino que al mejor estilo de las gobernaciones y virreynatos coloniales, ha establecido un Ministerio del Litoral para mantener bajo control el espíritu autonomista de estas tierras.

Por otra parte el Guayas tiene muchos recursos y en abundancia y calidad, el principal de ellos: el recurso humano. Guayas, Manabí, Los Ríos, El Oro son provincias muy liberales donde aún se conserva el espíritu de empresa, de negocios, de toma de riesgos y de "quemar los barcos" para lanzarse de lleno a una aventura comercial o industrial. El costeño en buena medida (hay sus excepciones como Rafael Correa o Ricardo Patiño) vive de su iniciativa más que del subsidio. No es que en la sierra no hay emprendedores y liberales, los hay pero en menor medida y demasiado tolerantes con la lacra del sector público si me preguntan.

Si hay oro, petróleo, gas o minerales en la costa es irrelevante, eso no hace un país, ni siquiera si está junto al mar. Claro, todo ello es preferible pero no necesariamente determinante. Hay naciones como Suiza que no tienen acceso al mar pero son desarrolladas por tener un gobierno limitado y descentralizado. Hay naciones sin recursos naturales como Hong Kong o Singapur pero tienen buenos estándares de vida, Israel vive sobre un desierto pero es una potencia tecnológica rodeada de enemigos islamistas culturalmente atrapados en el medioevo. Islandia es una tierra yerma y congelada sede de una sociedad libre, Mónaco es un principado diminuto, las Bahamas apenas un poco más que atolones coralinos y Luxemburgo un país tan pequeño como una de nuestras provincias, pero son economías estables, sede de bancos e industrias con sociedades acomodadas.

Todas las naciones mencionadas tienen instituciones estables que permiten una economía de mercado que brinda beneficios a sus habitantes y les permiten planear a futuro, son sociedades libres con bajos impuestos, mercados abiertos y comercio libre. Guayas y Manabí bien podrían seguir el mismo ejemplo.

Imaginemos una república federal en el Pacífico integrada por las actuales provincias costeras, con una sencilla constitución que limite al gobierno federal en sus funciones y delegue las tareas a los municipios, imaginemos que esta república del Pacífico no tiene impuestos ni aranceles y sólo un impuesto federal a las ventas y tasas municipales para mantenimiento de espacios públicos, imaginemos un sistema de justicia descentralizado y con alta participación privada de arbitraje y mediación, un gobierno sin ministerios ni burocracias, una economía de mercado totalmente abierta y basada en la competencia y no el monopolio, con integración financiera como en Panamá, desregulación laboral como Nueva Zelanda y ahorro provisional como Chile y Colombia.

Una sociedad totalmente libre en el Pacífico ecuatorial lograría un progreso inimaginable en poco tiempo, el Guayas podría convertirse en la cuenca del Ruhr de Sudamérica por su industrialización; la desregulación financiera convertiría al litoral en la Nueva Panamá; comercio libre, puertos abiertos y bajos impuestos convertiría a las ciudades en Hong Kongs. Puerto Bolívar, Manta, Guayaquil y los nuevos puertos que aparezcan serían un hub para el comercio intercontinental. Las hermosas playas hoy poco desarrolladas turísticamente podrían convertirse en los Cancún del Pacífico y punto de llegada de aviones comerciales y cruceros llenos de turistas.

¿Por qué pensar en el litoral y no en todo el país? lamentablemente porque la mayoría de minas puestas al liberalismo visten poncho y saquito, es así, tanto que se escuchan comentarios como que "Rafael Correa es un serrano con acento de mono". Los grandes sindicatos ladrones están en la sierra, la administración de la mayoría de las empresas estatales está en Quito, los ministerios, secretarías, consejos y la mayoría de la burocracia infame está en Quito y todo el mundo en esta ciudad tiene al menos cinco parientes o amigos trabajando para el Estado o en empresas públicas, provincias enteras en la sierra viven subsidiadas por las cinco ciudades principales del país que son las que generan ingresos. Pocos en la sierra se declaran liberales, democristianos o conservadores, poquísimos. La mayoría se consideran socialdemócratas, socialistas, socioliberales (lo que quiera que ese esperpento signifique), comunistas, ecologistas, indigenistas, teólogos de la liberación y otras yerbas antiliberales o poco liberales.

Ni modo, en la sierra estamos fregados los liberales, pero aunque exista una república liberal en al Pacífico, siempre habrá la oportunidad de formar un enclave liberal en la sierra digamos en Cumbayá*, y al paso que vamos con este gobierno será un enclave al mejor estilo del Berlín occidental en época de la guerra fría.

* Cumbayá. Se dice que Sanborondón en Guayaquil y Cumbayá en Quito fueron los dos únicos lugares en el país que votaron NO abrumadoramente en la consulta popular organizada por Rafael Correa. Cumbayá es un extenso sector urbano en el valle de Tumbaco adyacente a Quito que empieza a identificarse como liberal en parte porque lo componen familias que "huyeron" del Quito céntrico más tumultuoso y contaminado y también más politizado.

2 comments:

Anonymous said...

El slogan de 'Guayaquil independiente' es 'patetico' del sentido de tus penzamientos. Siempre he penzado que esa ciudad es mas dinamica y pujante que Quito porque es una ciudad que mira los desafios y los riesgos como una forma de progreso constante.
La libertad para emprender y buscar un sueño a traves del esfuerzo personal-empresarial es la fuerza motriz que lleva a las culturas a alcanzar lo que otras, enredadas en la burocracia no logran.

El progreso de Guayaquil, su vision y su voluntad de alejarse y vencer 'los esquemas tercermundistas' son evidentes y se han asimilado en la poblacion de una manera notable.

Interesante el horizonte de tu vision sobre Guayaquil...ante lo que se viene en Ecuador...Otra Constitucion mas.. como si 'el sendero luminoso' para salir de la obscuridad radicaria en cambar el libreto..

El progreso en Ecuador no vendra de la redaccion de nuevas ''metaforas' y mas adornos..constitucionales, sino de la cimentacion de los principios que han hecho otras culturas ricas , pujantes y poderosas:

1. Libertad
2. Respeto
3. Honestidad
4. Sinceridad
5. Determinacion para aplicar la ley

Cuando veo a Guayaquil ahora...respiro que esa ciudad esta en ese camino..

Saludos

Andres M Jarrin
Calgary Canada

Ani Gam Ken said...

Guayaquil sera un dia independiente.

Por la razon o por la fuerza.