Saturday, June 23, 2007

Lo que defienden los libertarios

Por Danny Ayala Hinojosa
(Respuesta enviada a Xavier Flores Aguirre sobre su artículo ¿libertarios?)

El libertarianismo se basa en la premisa fundamental de "No-agresión", es decir no iniciar el uso de la fuerza, ni amenazar con ella así como tampoco cometer fraude. La más antigua mención a este concepto corresponde a Sumeria en la palabra "Ama-gi" que se acepta como el primer vocablo para definir libertad y literalmente significa "no hagas daño". Este concepto modernamente lo abanderaron los liberales en el "dejar hacer dejar pasar", en el mas coloquial "vive y deja vivir" o en nuestro criollo serrano "caduno... caduno..." (cada uno a sus asuntos).

¿Pero qué significa todo esto? pues una afirmación de independencia personal y de respeto por la vida y libertad de las personas, por ende el respeto a la propiedad de las mismas, siendo la vida de cada uno su primera propiedad. Un libertario o liberal, le exige al gobierno lo mismo que a sus vecinos, una persona protesta si alguien toma su dinero sin consentimiento (robo) de igual manera un liberal protesta si eso lo hace el gobierno (impuestos). De la misma manera que protestaríamos si una empresa nos obligase a comprar sus productos a través de la coerción protestamos contra el gobierno por sus monopólios en servicios. Somos agredidos tanto si unos mafiosos nos secuestran tanto cuando hay un bloqueo de carreteras por parte de trabajadores gubernamentales o de quienes quieren recibir o mantener privilegios del gobierno, pues ambas cosas son una afectación al libre tránsito y una clara extorsión. Existe agresión tanto si los Latin Kings nos obligasen a ser parte de sus filas tanto como cuando las fuerzas armadas nos obligan a realizar la conscripción. Tampoco es democracia el hecho de que se nos obligue a sufragar, deja de ser derecho para convertirse en delito por no hacerlo. Las agresiones del Estado solo difieren de las personales en cuanto a método que no a naturaleza.

También es un abuso castigar a las personas por lo que hacen con sus cuerpos; es un abuso impedir que las personas experimenten con drogas, tabaco o alcohol, no digo que fomento aquello, pero no creo en la "guerra contra las drogas" a la final debemos estar en libertad también de aprender de nuestros errores, tanto como consumidores o como padres que no supieron enseñar valores a sus hijos. Porque de esto trata el sentido común al que apela el liberalismo/libertarianismo, ser tanto libres como responsables de nuestras libertades. Es por eso que los libertarios no creemos en autoridades como Estado, dirigencia eclesiástica, mafias, creemos sí en la guía de nuestra razón y juicio personal y en la guía que elijamos tener de otros. Yo puedo elegir una creencia determinada pero eso no implica que un obispo imponga su visión en mi vida mediante legislación en cooperación con los políticos, también una persona puede elegir diversas guías espirituales tanto como guías en sus finanzas, en su carrera de estudios o de pareja, mas uno siempre debe ser libre para disentir de su guía o terminar el contrato según el caso. Cada persona debe tener elección sobre cada aspecto de su vida, no el gobierno, no la iglesia ni nadie sin consentimiento. A menos claro, que vivamos bajo un hogar con reglas que han puesto los padres, reglas de las cuales podremos prescindir cuando abandonemos el hogar.

La libertad de acción es lo que yo defiendo como libertario, acción que solo debe tener como límite los derechos de otros. Es por esto y no por meros utilitarismos es que defendemos el libre comercio, sabemos de sobra que el comercio libre es beneficioso para todos pero lo defendemos no solo por esto sino porque los ciudadanos deben encontrarse en libertad para comprar o vender bienes y servicios sin barreras. Defendemos la libre contratación no solo porque los mecanismos laborales flexibles obviamente traen prosperidad y mejores ingresos a empleados y trabajadores sino porque entre personas libres no cabe intervención del gobierno o la iglesia, sí cabe la palabra pactada que respalde los términos de un contrato consensuado. Defendemos la libre empresa en primera instancia porque todas las personas deben estar en libertad de emprender, producir, tomar riesgos y buscar así la satisfacción de las necesidades de otros, si bien conocemos de sobra que las empresas gubernamentales son ruinosas, corrompidas y sus capitales de operación obtenidos mediante coerción.

Los liberales y libertarios defendemos el comercio libre porque este es un mecanismo pacífico y civilizado de intercambio de bienes, servicios, ideas y experiencias, al contrario de la guerra que casi siempre es el mecanismo político para obtener bienes a la fuerza y casi siempre es organizada por los estados. Los liberales sí creemos en el derecho de cada persona a defenderse y a contar con los medios para hacerlo. Por el contrario, las ideologías socialistas se basan en el inicio de la violencia y la tergiversación de la ley para imponer sus objetivos a las personas, mantienen sus regímenes mediante el temor y el espionaje, son las que buscan desarmar a los ciudadanos a pretexto de "seguridad pública" cuando realmente quieren decir "asegurar al régimen frente a rebeliones de hombres libres".

Los liberales no creemos en los crímenes sin víctima pues en realidad el gobierno se convierte en victimario cuando ilegaliza actividades legítimas (legalidad no es lo mismo que legitimidad). El contrabando no es un delito porque el contrabandista no está atentando a la propiedad ni a la vida de nadie, el contrabandista de gas solo aprovecha un privilegio indebido otorgado por el gobierno: el subsidio. Tampoco el especulador es un delincuente, por el contrario se anticipa a informar sobre la carestía que se avecina mediante el sistema de precios, si por ejemplo la papa sube de precio es porque la cosecha será escasa. El acaparador tampoco comete acto delictivo mas bien permite que la gente acceda a productos cuando estos son cada vez mas escasos. El usurero (no el estafador) provee de crédito a mucha gente que no puede acceder al mismo por los costos, regulaciones e impuestos financieros que impone el gobierno a la banca formal.
No debe penalizace actividades que hacen las personas con su cuerpo, la prostituta no hace sino ofrecer un servicio que según algunas religiones es pecaminoso, participar en concursos de belleza no debería ser una actividad prohibida como lo ha determinado el actual gobierno dentro de la educación, tampoco la legislación debe normar la preferencia sexual de las personas o dirimir quienes pueden o no hacer pareja o adoptar hijos, estas son decisiones personales mientras que la decisión de dar en adopción un niño a una u otra pareja es decisión del representante legal del niño. Tampoco es legítimo que los funcionarios de gobierno emitan juicios de valor sobre las personas y su forma de vida. Es una vergüenza que un presidente agreda por ejemplo los apellidos de ciertas familias y manifieste su desprecio a los "aniñaditos" o "las coloraditas", todos tenemos ideas y hacemos juicios sobre personas y grupos de personas, pero es peligroso o al menos indelicado que una persona en función de representación del país tome su cargo a la ligera y lo use como tarima para expresar su resentimiento y evidenciar su pequeña autoestima, econdida eso si, bajo la fea máscara del autoritarismo.

Los liberales reniegan de los gobiernos de gran tamaño y de organizaciones de funcionarios no elegidos (léase burocracia). Lejos de lo que se piensa o mas bien maledice o tergiversa, los liberales renegamos de burocracias internacionales como el FMI o Banco Mundial, y, los que somos un poquito mas consecuentes o radicales, renegamos incluso ¿o sobre todo? de la ONU, OMC, OEA, UNESCO o la OPEP a la que el gobierno nos quiere reinsertar, porque son organismos que buscan imponer una visión y un diseño social no nacido de los consensos entre individuos, sino nacido de doctrinas verticales que niegan derechos individuales y que buscan privilegios empresariales o políticos.

No creemos en las regulaciones, pues estas suponen una penalización a las actividades legítimas cuando ningún delito se ha cometido. La ley debe ser sencilla, comprensible e intuible, y no el marasmo de artículos constitucionales, leyes orgánicas, reglamentos, disposiciones ministerialesoy caprichos inclasificables como el último estatuto de la consulta popular ¿es ley, decreto, artículo constitucional, qué mismo es? limbo legal. No, ni las regulaciones ni los organismos regulatorios deben existir, el concepto de responsabilidad individual debe primar no el de probabilidad o de precaución. Toda persona es innocente hasta que se demuestre lo contrario y nadie puede ser previamente responsabilizado por algo que no ha ocurrido. Los liberales no creemos en subsidios porque estos crean privilegios, sirven para comprar conciencias (como la duplicación del bono de la pobreza) y crean ineficiencias. Pero sobretodo no creemos en estos subsidios porque se financian con dinero nuestro que no hemos consentido se gaste así.

Los liberales creemos en la libertad de expresión, incluso de las expresiones que no nos gustan. Como liberales despreciamos el socialismo y sus variantes islamointegristas, nacionalistas o fascistas, pero jamás se buscará el cierre de un medio de comunicación socialista e incluso nazi, se lo combatirá con las ideas. No creemos en la amenaza legal contra la libre expresión y prensa como lo hace el actual gobierno, creemos que una mala idea se combate con ideas mejores, que la oscuridad no se combate con oscurantismo, que a un editorialista que nos ve las costuras hay que demostrarle epistolarmente que las ideas liberales/libertarias son coherentes y bien tejidas, tanto como beneficiosas si buscamos una sociedad próspera y libre.

Los liberales y libertarios creemos en los derechos individuales y su defensa a través de gobiernos limitados.

Un buen gobierno es aquel que gobierna menos y el que menos gobierna es aquel que no gobierna en absoluto
Thomas Jefferson

3 comments:

Chuta said...

Yo también leí el editorial de El Universo, y entendí que sobretodo el autor reclamaba que los libertarios (específicamente el partido libertario) no se han pronunciado ni actuado sobre lo que acontecido últimamente en el país.

Me considero liberal no se si específicamente libertario, pero el asunto es que ha faltado un poco más de acción (notoria) por parte de los ecuatorianos que pensamos de esa forma. Incluso notamos que el mismo sitio web está desactualizado.

Se me hizo un poco largo leer este post ya que no vi una respuesta concreta a lo que se refería el editorialista.

Saludos.

Danny Ayala Hinojosa said...

Si, intenté hacer una global explicación de lo que implica ser libertario y olvidé responder los cuestionamientos particulares. Los respondo ahora:

El derecho a la vida implica la facultad de darla por terminada (eutanasia), si hablamos de tratos libres sin intervención no consentida de terceros, esto necesariamente implica el matrimonio o unión de hecho entre personas del mismo sexo. Una persona tiene derecho sobre su cuerpo y ello implica abortar, aunque en lo personal yo aborrezca tal práctica con excepciones, pero me parece mas aborrecible que se le obligue a las personas a dar a luz contra su voluntad.

Aunque todo lo anterior ya es de consenso entre los ciudadanos de pie, estoy de acuerdo con que es hora de refrescar la lucha en cuanto a las libertades civiles que damos por hecho pero que están en igual peligro que las libertades económicas. Todos hemos dado por hecho la libre expresión hasta que llegó al poder el resentido social que sabemos, todos hemos dado por hecho (y silenciosamente) detentado el derecho sobre nuestro cuerpo, mas se hace necesario recordarles a los señores de Carondelet, del Palacio Arzobispal, del Congreso y de la Corte Suprema. Que tenemos derechos que preceden a sus voluntades como mandatarios, derechos innatos que no pueden ser conculcados...

Así se enoje el amigo conservador o el conocido socialcristiano. Si no defendemos nuestros derechos sobre nuestra conciencia no tienen real complemento ninguno de los derechos económicos que extrañamos. Los unos son extensión inevitable de los otros.

Libertario said...

Resumiste perfectamente lo que buscan los libertarios, felicitaciones. Es la ideología que mas se apega a la naturaleza, dejando libre al hombre para elegir mientras no haga daño al prójimo; y esto se resume en reptar su vida y su propiedad básicamente. Lastimosamente vivimos en un país donde tanto los que se identifican con el socialismo, así como los que se identifican con el capitalismo; piensan que el Estado es el gran panacea para resolver los problemas de todos. Estamos lejos de quitar a la gente ese pensamiento pero blogs como este son un gran paso.