Monday, March 26, 2007

Gobierno pretende nacionalizar Diario El Telégrafo

De las amenazas a la prensa a los hechos: Carta al país de EL Telégrafo

Diario EL TELÉGRAFO denuncia a la opinión pública, a los organismos de Derechos Humanos y de Prensa del Ecuador, de América y del mundo, la intención del Estadode apropiarse de este tradicional medio de prensa escrita. Este nefasto intento
de lesionar a un medio de prensa con la intención de estatizarlo, restarle credibilidad, lo que significaría su segura desaparición, se produce en medio de continuas invectivas contra toda la prensa ecuatoriana, a la que se ha calificado de mafiosa, inmoral, racista y corrupta, por el hecho de sostener un criterio independiente de los organismos que representan el poder público.

La maniobra que se está utilizando es usar a la Superintendencia de Compañías en la persona de su titular recientemente nombrado para que, pretendiendo intervenir, ilegalmente, en el cumplimiento de una sentencia del Tribunal Distrinal No2 Contencioso Administrativo de Guayaquil que mediante providencia del 28 de Agosto de 2006 declaró ejecutada en todas sus órdenes, por las partes, entre ellas la propia Superintendencia de Compañías, y dispuso por tal motivo su archivo, se intente, arrasando con la seguridad jurídica, hacer desaparecer, ilegalmente, un aumento de capital realizado por su accionista mayoritario; además, contradiciendo todas las resoluciones que como institución de control societario ha emitido, previamente, sobre la realidad societaria de la empresa editora EL TELÉGRAFO C.A., así como los pronunciamientos expresos hacia otras instituciones del Estado sobre un asunto transparente y claro, se pretende desconocer, ahora, hechos societarios innegables, inversiones y asientos contables, como lo es la existencia de un aumento de capital por US$500.000 (quinientos mil dólares) realizado por los accionistas de la Compañía Anónima EL TELÉGRAFO C.A. en el año 2002, valiéndose para este repudiable propósito de lo que sería un acto arbitrario, ilegal e inconstitucional, para apropiarse del medio de prensa escrita más antiguo del País, Decano de la Prensa Ecuatoriana y uno de los que mayor trayectoria han tenido en América, para callar su voz, violando no solo nuestras leyes sino los acuerdos internacionales de los que el Ecuador es signatario en defensa de los Derechos Humanos, y la Libertad de Prensa como suscriptor de La declaración de Chapultepec de la Sociedad Interamericana de Prensa.

El Federalista: Rafael Correa ya estaba tardándose, la prepotencia del dictador va increscendo y ahora amenaza con tecnicismos legales hacerce del control de los medios de comunicación, la estrategia es confiscar alguno que otro y amenazar al resto con el mismo destino. Lo curioso es que el actual gobierno está compuesto por funcionarios defensores supuestamente de los DDHH como su ministro de gobierno y su secretaria de Movimientos Sociales, pero por lo visto francamente se confirma lo que todos comentan en las calles por lo bajito: muchas agrupaciones de DDHH solo cubren a delincuentes y guerrilleros, y de vez en cuando algún caso muy evidente en la prensa.

En la práctica algunas de estas organizaciones constituyen solo un bufette de abogados de la narcoguerrilla latinoamericana y de centros de apoyo ideológico de los movimientos socialistas mas liberticidas. A propósito, según lo comentado en el espacio de entrevistas de Jorge Ortíz esta mañana, el gobierno venezolano ya habría infiltrado aparatos de espionaje al país el pasado 15 de marzo.

2 comments:

Diego said...

El goierno Nacional ya cuenta con su propia radio, el movimiento Alianza Pais ya cuenta con un informativo semanal y muy pronto será diario, asi que no veo la razón de miedo ante la posibilidad de que haya un periodico estatal. El telegrafo es de poca circulacion y al fin y al cabo nadie obliga a nadie que leamos un periodico si no es de nuestro agrado. Dejemos de satanizar acciones un poco relevantes y enfoquemonos en temas mas trascendentales como la Asamblea Constituyente y los "mismos de siempre" que se oponen que les quiten la teta.

Danny Ayala Hinojosa said...

Diego:

El gobierno, cualquiera que este sea, no debe tener negocios de ninguna índole porque allí genera escenarios de corrupción, manipulación política y gasto irracional que es pagado dee nuestro dinero. Menos aún el gobierno debe manejar medios porque ello es censura y manipulación de la opinión pública, si Rafael Correa quiere ponerse una radio, un canal o un periódico que lo haga de su dinero no del nuestro.

Nadie nos obliga a leer algo pero el gobierno sí está obligando a un diario a convertirse en estatal, es como si el gobierno mañana te obligar a abandonar tu casa. Eso es un atropello al derecho.

Sobre la Constituyente acá se ha abordado el tema abundantemente, es ilegítima no solo por su naturaleza sino porque para llegar a esta se ha violentado la ley y la Constitución vigente, se ha hecho uso de corrupción y de la violencia. Además el gobierno no ha señalado los temas que quiere cambiar en la Constitución y si realmente fueran cambios positivos ya lo haría con su Congreso "ad-hoc" Dios sabe a que precio comprado.