Thursday, January 11, 2007

¿Seguridad Social o Fraude social? el caso IE(S.S.)

Noticia en El Comercio: Créditos alegres se otorgan en el IESS

Solo a 800 dólares es a lo que Patricia Noriega, afiliada, pudo acceder como préstamo quirografario, que concede el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). El instituto entrega este crédito a afiliados y jubilados hasta por un monto máximo de 1 500 dólares. Pero para los empleados y trabajadores del Seguro Social el monto no es el mismo. Ellos pueden acceder hasta 10 000 dólares. Así lo estableció la resolución C.D. 138 aprobada por el Consejo Directivo del IESS el 20 de noviembre y que recién en esta semana se hizo pública. En el documento de seis páginas se habla del Préstamo Quirografario Especial. “Esto no es posible. A nosotros nos dan una miseria y a otros lo que ellos quieren”, dijo Noriega, mientras ayer validaba su cuenta bancaria en el módulo nueve del primer piso de la matriz del IESS.
“Nos ponen tantas trabas. Esperé más de un mes, hasta cumplir con todos los requisitos y recién hoy (ayer) estoy entregando mi número de cuenta bancaria para que me depositen”, señaló. Para cumplir con los sindicalistas, se recurrirá a los recursos del Fondo de Invalidez, Vejez y Muerte del Sistema de Pensiones.

El Federalista: ya solo la gente mas ignorante o perversamente corrupta puede seguir defendiendo la permanencia del IESS como monopolio estatal, sólo quienes lucran fraudulentamente del dinero de los ciudadanos pueden seguir demandando la permanencia del IESS (Instituto Ecuatoriano de Sucio Saqueo) abanderándose con la supuesta "solidaridad" del sistema, que en la realidad no es mas que el saqueo del ahorro de los aportantes para solidarizarse con los bolsillos de las mafias sindicales del IESS y entregar míseras pensiones y pésimos servicios a los usuarios.
Y no, no esperen que la Asamblea Constituyente NacionalSocialista resuelva este problema, esperen que por el contrario se establezcan mas intervención estatal en este y otros sectores, pues los mismos sectores sindicales y gremiales son los que impulsan esta asamblea.

3 comments:

Daniel said...

Acabo de añadirlo en Red Liberal - Hispanoamérica.

Anonymous said...

Erronea actitud de su parte senor Ayala.

Para empezar, el IESS no es propiedad del Estado, no es una institucion del estado. El IESS pertenece unicamente a los afiliados. Sin embargo, el Estado a traves de sus gobiernos en los diferentes momentos desde que el IESS fue creado, y gracias a los politicos ladrones, ha metido las manos en las arcas del IESS, ha impuesto a sus gentes en cada turno y ha permitido la formacion de sindicatos.

El IESS en pura escencia fue creado para que toda aquella persona que trabaja como empleada de alguien o de alguna compania, reciba los beneficios de la seguridad social, estipulados como derechos fundamentales en la carta de derechos humanos, que personas que dicen defender la libertad, no pueden ignorar. El principio de solidaridad es lo que asienta los simientos del IESS. Si usted gana 1000 y yo 100, ambos contribuimos con 10% de nuestro ingreso, asi, el que mas tiene, de manera solidaria contribuye un poco mas para que el que menos tiene, tambien acceda a los beneficios. No obstante, ambas personas han contribuido proporcionalmente a sus capacidades. Eso no es injusto. (los impuestos no son injustos, si a estos se los destina para lo que se supone y espera)

Ahora, el error radica en que el Estado por medio de los gobernantes de turno ha llevado a la quiebra a esta institucion, pues le adeuda una cantidad ingente de dinero, que bien podria ser destinada para solventar todas las falencias y problemas de la insitucion. Otros politicos, obedeciendo a los intereses particulares de sus amos, mismos que poseen aseguradoras privadas, proponen, bajo la sofista argucia de libre competencia, que el empleado escoja entre aseguradoras y el IESS, y ahunan esfuerzos para que esta institucion deje de existir. La diferencia entre el IESS y cualquier aseguradora es el afan de lucro que mueve a la segunda y por ende, esta no escatimara esfuerzos en minimizar gastos y pagos para sus afiliados. Vea que es lo que esta pasando en USA.

Si el estado dejase de tomar prestado (sin caracter devolutivo como lo ha venido haciendo) el dinero de los afiliados, si los politicos inescrupulosos dejasen de meter sus manos en el IESS ya sea para obtener un puesto, tajada o eliminarlo por responder a los intereses de "empresarios" y si no hubiesen sindicatos parasiticos, el IESS y sus servicios serian enormes y eficientes.

Por ende, la solucion no radica en eliminar el IESS sino en corregir, arreglar, enmendar toda esta corrupcion.

Tal parece que usted comulga con la idea de eliminar al enfermo y no atacar la enfermedad. Que pena.

Ademas, el IESS deberia prestar servicios de seguridad social de manera similar a los del SS de USA, en donde no se contemplan, ni prestamos, ni otras idioteces que no le competen a la seguridad social. El IESS con el dinero que recauda, mas lo que le adeuda el estado, bien podria invertir de mil maneras para generar ganancias y ampliar sus servicios de salud y jubilacion.

No hay mentes desquiciadas defendiendo el IESS. Existen debiles intelectos que ven en todo lo publico un enemigo al que hay que combatir.

El IESS bien manejado y obedeciendo a los principios en que fue creado, seria una institucion muy util.

Su responsabilidad radica en contribuir a combatir la corrupcion, dejar de seguir prestandose como tonto util a los proterbos intereses de "empresarios" que quieren pones sus AFP's o aseguradoras privadas.

Si usted es defensor del libre comercio, entonces abogue porque se le devuelva todo el dinero adeudado al IESS primero, para cuando ya lo tenga, pueda competir en buena lid con otras aseguradoras privadas. Pero no es decente, en defensores del libre comercio, esperar que una entidad, gravemente afectada por el latrocinio de los gobiernos de turno a la cual le falta su dinero (el de los afiliados), se le pida que compita con AFP's. No hace sentido. Reflexione sobre el tema, senior digitador.

Atte,

Virgilio Moreno

Danny Ayala Hinojosa said...

Estimado Sr. Moreno:

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social es una entidad "autónoma" como tantas otras que reciben fondos del Estado y/o son controlados por el Estado. Así es, como efectivamente usted bien dice, la seguridad social ha sido politizada por gobiernos y sindicatos precisamente por no ser una entidad privada ajena a los apetitos de las burocracias públicas.

Las libertad y la justicia no consisten en satisfacer necesidades a la gente, sino de que las personas se encuentren en libertad de elegir y de que quien hace una actividad reciba e legítimo fruto de su trabajo. Los derechos humanos son a la vida, libertad y propiedad, de ellos derivan otros derechos como el de comercio, asociación, expresión. Pero el ejercicio de estos derechos no implica la pérdida de los derechos de otras personas.

La "solidaridad" de los sistemas de seguridad social obligatorios es basura, pues la solidaridad implica un acto voluntario no bajo uso de la fuerza o coerción. La obligatoriedad del sistema de seguridad social destruye cualquier solidaridad pues los aportantes no deciden como y cuanto aportan a sus semejantes, sino que están obligados a aportar y no pueden elegir otro sistema.

Así que "el que mas tiene" no está aportando en forma voluntaria, sino que es obligado a ello merced a que no puede elegir otro servicio o no usar ninguno. Puede elegir servicios privados pero como un servicio extra pero no alternativo al IESS, eso entonces no es mas que un monopolio ilegítimo y apalancado por la fuerzam, pues quien no cumpla las absurdas normas laborales puede ser multado, encarcelado y sus propiedades confiscadas... linda "solidaridad" de a perro.

Si el IESS fuese una institución realmente de derecho privado, hace tiempo habría demandado al Estado, habría cortado lazos con el gobierno y no hubiese permitido nuevas cuentas con el Estado, exactamento como harían muchos empresarios perjudicados por el gobierno. pero esto no es así, los funcionarios y sindicatos del IESS actúan bajo derecho privado o público cuando les da la gana, hacen de la ley un alcahuete de sus latrocinios, sin problemas ni temores pues tienen a cientos de miles de esclavos manteniendo sus privilegios. LA MAYORÍA DE ESTOS FUNCIONARIOS Y SINDICATOS SON RATEROS. VIVEN DEL DINERO AJENO.

La solución no es "reformar" el IESS, sí, hay que hacerlo mediante concesión al sector privado y gestión de cobro al Estado. Pero lo que hay que hacer es darle libertad a los ciudadanos para que elijan libremente el sistema de seguridad que prefieran u organizarse entre sí para gestionar el ahorro e invertir en diversas mecanismos de mercado para recibir réditos que pueden usarse como pensiones a futuro o como cobertura médica.

El ejemplo de Estados Unidos no sirve, es un sistema estatal intergeneracional similar al nuestro e igual de ruinoso y se estima que ya está quebrado o está a punto de serlo. Y está en riesgo de quiebra por las mismas razones, el argumento ruin de la supuesta "solidaridad" que no es mas que un esquilmo intergeneracional, donde unos toman el dinero de las siguientes generaciones en lugar de beneficiarse legítimamente de su propio ahorro. Si un sistema fuese verdaderamente solidario, sería de aportación individual con la posibilidad de voluntariamente destinar un porcentaje a cobertura de terceros.

Ciertamente no hace sentido que una agencia gubernamental podrida compita con una agencia privada, la diferencia es que la burocracia no tiene incentivos para ser eficiente, basta pedir mas presupuesto y hacer costosas e inutiles "reingenierías" que solo ocultan los problemas inherentes al funcionamiento gubernamental. En el sector privado no, si se permite competencia, los servicios privados o mejoran o desaparecen vía quiebra o adquisición por la competencia. El beneficiado de la feroz competencia en precios y prestaciones, serán los ciudadanos que contínuamente verán mejores servicios a menores costos, pensiones dignas para los ahorristas y una verdadera solidaridad basada en el acto voluntario y aportaciones extra autorizadas por el propietario del ahorro.