Saturday, August 02, 2008

Los pederastras tendrán vía libre para entrar a las escuelas



4 comments:

Enrique said...

Concuerdo con varias cosas que se suelen publicar en este blog pero me parece ridícula, prejuiciosa y tonta esta ultima publicación. La nueva constitución tiene muchas cosas malas y estoy analizando en votar si o no, hasta ahora me he decidido por el no porque no quiero que el país sea controlado por un megalómano resentido que solo busca polarizar al país y no la correcta forma de que salgamos adelante, además de que quiere que el estado sea paternalista y excesivamente controlador(lo que no es malo pero en una menor medida).

Sobre el no discriminar se entiende que no se debe discriminar a nadie, obviamente analizando cada caso particular, pero el objetivo principal de este articulo es el de dar a cada ciudadano iguales oportunidades no de permitir que los psicópatas y sociópatas(quienes por cierto aparentan ser los mas normales y adaptados) anden haciendo de las suyas, ya que cuando este tipo de personas realizan sus actos delictivos ya es muy tarde y obviamente a futuro, despues de estos crimenes, se los vera con diferentes ojos.

Me parecen valiosos e interesantes algunos de los comentarios que se publican aca(lo que no hace que este siempre de acuerdo) pero me parece que si hacen una campaña por el no, no se fundamenten en mentalidades tan prejuiciosas e ignorantes para defender su opinión ya que actualmente, criminales, ladrones, corruptos, violadores, delincuentes con patologias graves hacen de las suyas y nadie hace nada para cambiar este situación.

Espero que mi comentario sea bien recibido. Apoyo sus opiniones validas he inteligentes. No por defender su punto de vista tienen que usar cualquier cosa.

Danny Ayala Hinojosa said...

Hola Enrique:

El artículo constitucional al que hace referencia no establece si la no discriminación debe ser estatal o privada, pero en ambos casos esta es una puerta abierta a que personas con expedientes de delincuencia (incluso violadores y pederastras) puedan exigir un cargo para el cual estén preparados técnicamente pero no personalmente, lo mismo sucede con los enfermos (incluso mentales).

Como bien tu dice, cada caso debe analizarse, pero esta misma facultad es una forma de discriminación (¿escogeré a esta u otra persona?) y parte de todo proceso en la vida, la discriminación entre particulares es la norma por muy distintas razones e incluso por razones por las que no estemos de acuerdo. Sin embargo esta es una libertad personal, la de discriminar, y por ende implica el derecho a no ser forzado a tratar con otras personas. Lo que la Constitución sí puede establecer, es que ninguna persona debe ser afectada en sus derechos fundamentales sin un juicio justo y la justicia misma debe ser imparcial y desprovista de toda forma de discriminación, la única discriminación posible en la justicia es por la de los hechos criminales o de negligencia cometidos por las personas.

Arquelino said...

No estoy de acuerdo con tal publicidad, sobre todo por la forma panfletaria de parcializar la verdad. Misma cosa pienso de otros similares.

Yo votaré no e insto a mirar con cuidado lo que se ha escrito en este proyecto constitucional, pero al menos de esta forma no me gusta concientizar a la gente, con el espíritu del miedo y del "cuco te viene a comer".

A pesar de yo ser contrario en muchos aspectos a la mediocre Asamblea Constituyente, reconozco el sentido y el objetivo que perseguía este artículo: el derecho a la privacidad de información, a la honra. Y como reza el verbo en forma negativa: NO SER DISCRIMINADO, nada más. Meter en un mismo saco en misma calidad a más de uno nunca fue fórmula democrática. Por ende, esta entrada de su bitácora es extrema.

Porque así mismo, otro dirá: yo no quiero ser educado por un gay, yo no quiero ser educado por un Liberal Marxista Ruso, yo no quiero ser atendido en mi hospital por un Bloggero Federalista, un Banquero, etc. simplemente porque es un atentado a mis principios, etc. Aquí más bien hay que hacer incapié en la meritocracia que hace del puesto de trabajo (cito trabajo porque su panfleto refiere estrictamente a la contratación) un lugar que se gana por derecho y no por dádiva.

Tal vez es fácil mirar y señalar desde afuera hasta que el gargajo propio cae del cielo. O más triste aún, cuando un ser nuestro a quién protegemos, resulta perjudicado.

La vehemencia no quita la cordura. No descuido igual para este medio dejar los mejores deseos de que se lo utilice para sensibilizar en mejor manera al lector.

Danny Ayala Hinojosa said...

Estimado Arquelino:

Estoy de acuerdo con la meritocracia que expresas, esa debería ser la norma de discriminación en todo lugar, pero el texto señalado en el panfleto contradice ese mismo principio porque al ser mandato constitucional es vinculante y por ende base de demandas de obtener empleo, no por meritocracia, sino por imposición gubernamental. Creo que esto es lo extremo y no el panfleto en sí.

En todo caso el texto constitucional debería señalar que este derechos negativo se aplica para con los derechos fundamentales de los individuos: vida, libertad y propiedad y para con los servicios gubernamentales que velan por esos derechos: tribunales, elecciones, defensa.

El texto al no ser preciso permite toda clase de arbitrariedades y libre interpretaciones para beneficiar toda clase de intereses protervos. En fin, si deseas envíame ideas para reemplazar el panfleto con otro sobre el mismo artículo.