Wednesday, March 05, 2008

¿Hasta las últimas consecuencias?

De una posición diplomática inicial de firmeza -aunque incompleta- ahora Rafael Correa cae en la simplonería y la imprudencia.

Noticia en libertad Digital: Correa advierte a Colombia que Ecuador "irá hasta las últimas consecuencias"

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, habló por primera vez de "guerra" en la escalada de tensión que mantiene con Colombia. Desde Brasil, señaló que su Gobierno está dispuesto a llegar hasta "las últimas consecuencias" si su homólogo Álvaro Uribe no presenta disculpas por el ataque militar colombiano contra terroristas de las FARC que dejó veintidós muertos. Correa afirmó que si en esa operación que acabó con la vida de "Raúl Reyes", portavoz de las FARC, hubiera fallecido algún ecuatoriano, ambos países "ya " estarían "en guerra".
...
Antes de reunirse con el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, Correa aseguró que sólo estará satisfecho si la Organización de los Estados Americanos (OEA) manifiesta un "rechazo categórico" a la incursión colombiana en suelo ecuatoriano, aunque aún así las relaciones con Colombia seguirían "rotas". Indicó que sólo se restablecerán las relaciones con su vecino en el "muy improbable caso" de que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, "pida excusas sin tapujos", se comprometa a "no repetir estas acciones" y reconozca la "cantinflada" de intentar relacionar a Ecuador con las terroristas FARC.
El presidente ecuatoriano insistió en que su "patria" ha sido "agredida" de una forma "canalla" y que la operación militar "no fue una persecución en caliente, sino una masacre planificada cuidadosamente". Reiteró que Uribe le "mintió" cuando le telefoneó para informar sobre la operación y sostuvo que en el ataque fueron usadas "bombas teledirigidas" que, en su opinión, Colombia no posee y pertenecían a "una potencia que todos sabemos cuál es", en clara alusión a EEUU.

El Federalista: "Las últimas consecuencias" significan la guerra abierta para todo aquel que no conozca un poco de cultura popular ecuatoriana por lo que resulta una cantinflada que el presidente Rafael Correa haya manifestado así su indignación.

"Las últimas consecuencias" por ser una frase manida, repetida una y mil veces en nuestro país, ha perdido su significado para convertirse en un cliché y hasta en una caricatura de nuestra clase política que siempre habla de las "últimas consecuencias" sin siquiera llegar a las primeras. En el exterior esta frase puede sonar extrema y preludio del primer pistolazo en la frontera, por lo que cabe sugerir al presidente que busque inmediatamente asesoría profesional a la hora de elegir los términos adecuados para usarlos en la crisis diplomática que enfrentamos. ¿O es que realmente quiere embarcarnos en una guerra absurda y pésimamente fundamentada?

La reacción del gobierno ecuatoriano ha sido imprudente, Ecuador en el pasado no ha roto relaciones exteriores ni con el Perú en plena Guerra del Cenepa en 1995, por lo que la opinión internacional va cayendo en cuenta de que la posición ecuatoriana es exagerada, tanto lo es que aumenta más la sospecha internacional de que efectivamente el gobierno de Rafael Correa ha colaborado con, y protegido a, grupos terroristas. La iniciativa colombiana de someter el contenido de computadores de las FARC al escrutinio internacional e independiente, reafirma más la posición de ese país en ese sentido mientras que erosiona la confianza en el nuestro más allá de las primeras declaraciones de la mayoría de gobiernos de la región en nuestro favor.

La condena ecuatoriana a las FARC ha sido pacata y tardía, interesada y desproporcional frente a la condena que se manifestó contra el gobierno de Colombia. Ahora, mas allá de las disculpas oficiales de Colombia y de eventualmente algún compromiso, necesario, de abstenerse de estas acciones a futuro, poco es lo que se puede obtener de Colombia. Es más probable, dadas las evidencias de colaboración ecuatoriana con las FARC, que sea Colombia la que obtenga compromisos del gobierno ecuatoriano para cortar relación con las FARC y se atenga a los compromisos internacionales que exigen no albergar grupos terroristas en territorio de los estados.

Pero Rafael Correa equivocadamente está apelando a la diplomacia de micrófono, una política que apantalla a los militantes de a pie pero no convence al concierto de las naciones, por el contrario, Rafael Correa terminará pareciéndose a un Hugo Chavez frenético y tropical despojándose del endeble manto de académico que mantenía. La diplomacia de la exageración, el tremendismo y la brabuconada le pasará factura inmediata a la política internacional del gobierno, ya lo vemos mientras pasan las horas y el polvo se va asentando, las iniciales manifestaciones de respaldo a Ecuador se van convirtiendo en prudentes declaraciones llamando a la calma. Mientras Rafael Correa y Hugo Chávez quieren atizar el fuego, la región le quita leños a la fogata.

La intención de Rafael Correa de forzar a EEUU a entrar en el conflicto verbal tampoco trae nada bueno, más si Rafael Correa usa una retórica grotesca insinuando la participación de "una potencia que todos sabemos cuál es". Si Rafael Correa cree tener razón entonces debería señalar -con pruebas- la intervención de EEUU en la acción antiterrorista en territorio ecuatoriano. ¿Tiene las pruebas o lo dice de oídas? en fin, todavía está por verse si la opinión internacional come cuento o si lleva -con guante de seda- de las orejas al gobierno ecuatoriano al lugar que le corresponde.

8 comments:

Fabricio Tedel said...

Sorprende un análisis tan simplón de alguien se supone postula la filosofía de la libertad. Pero esto es el marxismo al revés, todo lo que hacen los gobiernos de derecha está bien, el librepensamiento bien gracias... debe ser de izquierda.

Y pensar que los marxistas hacen lo mismo pero con los gobiernos de izquierda, y el librepensamiento... debe ser burgués.

Danny Ayala Hinojosa said...

Señor Tedel por favor acompañe sus críticas con evidencias. No sirve así nomas que descalifique todo un artículo con el calificativo de "simplón" sin aportar al debate con argumentos. Bienvenido sea el librepensamiento pero desde luego eso implica PENSAR.

Fabricio Tedel said...

Lo digo, para que luego no me acuse de lo que no es, porque este hecho entre Estados y sus bandas de delincuentes legales e ilegales aún está fresco y en caliente como par ser ya concluyente.

Yo personalmente pienso que hay una clara intención de no liberar a Ingrid Betancourt porque ella pedirá negociación política del conflicto y con ella a la cabeza logrará aceptación popular.

Fuera de eso me sorprende un poco los comentarios de un señor de CRE, ellos de la oligarquía derechosa piden no ser extremistas y saber conciliar con las élites políticas nacionales de siempre, pero en cambio da luz verde cuando se es extremista con un grupo insurgente fuera de la legalidad mientras otros piden negociar.

Y eso de "terrorista", pues en política terrorismo se lo puedo decir a cualquiera, pienso yo que las FARC sí son terroristas pero el término tienes demasiados usos políticos (más aun desde el 11-S que ya hizo de EU un Estado policial), para ganar votos y gastar más en armamento de forma desproporcional a la amenaza... y eso del complejo industrial-militar, ustedes saben. Los dictadores más sanguinarios han tachado e inducido a tachar de terroristas a sus opositores.

Claro algunos son recaderos y les importa un pepino el criterio desprejuiciado, pero bueno, igual se intenta.

Fabricio Tedel said...

Digo simplón sencillamente porque es la reflexión que le escucho a algún universitario mediocre de la Universidad "quedemonos callados y no hagamos nada". No creo que sea coherente afirmar que la razón del poder antes que el poder de la razón, es decir si la potencia imperial dice esto u otro está bien.

Pues no, entiendo perfectamente que le moleste el correísmo, yo estoy más que cansado con su discurso y todo el despliegue de propaganda y recursos mal invertidos. Pero por eso inducir a ser pro Uribe, que tiene un Estado policial con prácticas muy bajas, ya es dar un paso hacia otro lado, ni siquiera por el lado del Estado de Derecho (que como tal debería ponerse a la altura del derecho internacional).

A lo que voy, es que es importante ser coherente desde el punto de vista del que se parta, elevar principios antes que prejuicios.

Y sobre las guerras y los conflictos diplomáticos pues entre Estados y que ahí se queden.

Salud y libertad.

Danny Ayala Hinojosa said...

Señor Tedel:

Ahí su erro, creer que estar en contra de las FARC y de Correa es ser pro-Uribe o pro-Bush, es una falacia de falsa dicotomía. Falso, si usted pasea por los posts de últimos días verá que exijo disculpas y reparaciones al gobierno de Colombia pero también explicaciones al gobierno de Ecuador pues nos ha metido en un conflicto ajeno y ha colaborado con grupos terroristas.

Estamos de acuerdo con que un Estado tiende a derivar a un Estado policial, pero es eso mismo lo que las FARC pretenden, no son insurgentes combatiendo un Estado totalitario son extemistas intentando imponer un Estado socialista. Las acciones que lleva el gobierno de Colombia las ha llevado durante años y no empiezan o terminan con lo que se especule que quiera Ingrid Betancourt tan mermada física como psicológicamente por su secuestro como para hilar una oposición a Uribe en pleno estado de cautiverio, esa es una explicación forzada.

Ludovico said...

Creo que al menos en principio, el "plan" - si es que existe plan para una situación así - es la retorsión diplomática. Tal vez elo discurso de Correa sea ampuloso, pero ha seguido las reglas del manual. El caso de Colombia es distinto al de Perú. Aquí hay una intromisión real a la soberanía, y una reacción, por decirlo menos sospechosa, del gobierno colombiano.

A mi se me hace que fue una operacion encubierta, y que no pueden justificarlo. Lo de las fotos si me preocupa...

Anonymous said...

Tan beneficiosa para las FARC resulta la liberación de la gravemente enferma con hepatitis B Ingrid Betancourt, que en 6 años de cautiverio no la liberaron. Seguro apenas Ingrid ponga un pie fuera de la selva los colombianos la levantan en hombros y la proclaman presidenta y se acabó el conflicto. Es que si Uribe odia a los guerrilleros porque mataron a su padre, Ingrid debe estar arrechísima por permanecer en cautiverio durante 6 años. Al menos la gozona Clara Rojas no se quedó con las ganas! En serio, pobre, pobre Ingrid. Y es que el guerrerista Uribe hasta frustró el ofrecimiento de Sarkozy para entregarse a cambio de Ingrid, la petite francesa, la reencarnación de Marianne, cuya vida vale más que la de todos los secuestrados juntos.

Pero no se preocupen los defensores de los derechos humanos de los terroristas, ni los chauvinistas defensores acérrimos de la soberanía de un país que recibe gran parte de sus ingresos de las remesas de los expatriados, influenciado ideológicamente por Venezuela y por el alemán Dieterich, que recibe 12% de su electricidad de Colombia y otro tanto recibe de Perú, que recibe combustible de Venezuela, que concesiona la extracción de crudo a empresas extranjeras, destrozado y con el agua al cuello, porque seguro Barack Hussein Obama será el próximo presidente de los States y él no apoyará el Plan Colombia ni firmará el TLC. http://tinyurl.com/2d44yv

Después de más de 40 años de conflicto, lo más sensato es que los colombianos sigan negociando la liberación de 3 o 4 rehenes al año a cambio de territorio y la excarcelación de decenas de guerrilleros. El gobierno colombiano sólo necesita tener paciencia, en un poco más de cien años van a quedar todos los rehenes libres, si es que los "luchadores de otras causas" no secuestran más gente.

Como hombre, comprendo la actitud de hipopótamo en celo demostrada por Correa, quien debe estar harto de que el territorio nacional haya sido penetrado por las FARC más veces que las visitadoras de Pantaleón, pero como las FARC son ilegales no se puede protestar contra sus violaciones a la soberanía nacional, así que la hiena sonriente descarga su furia y la furia contagiada por Mico Mandante y sus 10 batallones de tanques, contra el gobierno colombiano que no sabe lo que es lealtad, a diferencia de Correa y su gabinete que son leales con las FARC hasta las últimas consecuencias, entiéndase la muerte.

Tan coherente es Correa en su discurso de "no querer involucrar a Ecuador en el conflicto armado de Colombia" que las FFAA colombianas tuvieron que intervenir sin el consentimiento de Ecuador para eliminar el campamento de Reyes en territorio ecuatoriano, porque de haber Ecuador consentido la intervención ZAS! Ecuador queda involucrado, si es que no se involucró cuando Simón Trinidad fue capturado en Quito.

La postura no intervencionista de Correa y sus lacayos, ciertamente ha quedado demostrada con las conversaciones que el Ministro "Juan" Larrea sostuvo con los enemigos del Estado Colombiano, las FARC, para liberar 12 rehenes. Boohoohoo! El horror! La pena! La humanidad! Muchos más de los que ayudó Mico Mandante a liberar, liberación que ha quedado frustrada porque de lo contrario se le acaba el negocio a Uribe que recibe cuantiosa ayuda de la Yunai para combatir el narcoterrorismo. Y es que la existencia de las FARC es esencial para que Uribe reciba money, por eso capturaron a Simón Trinidad, por eso acabaron con el campamento de las FARC en territorio ecuatoriano y mataron al cabecilla Raúl Reyes porque....cannot....compute.... agh! arrrrgh! *explodes*

Sospechoso que el Gobierno Colombiano quiera deshacerse de los enemigos de su gente. Y sospechoso que justo cuando "Juan" Larrea estaba a puuuuuuuunto de obtener la liberación de Ingrid Betancourt, los colombianos encuentran a Raúl Reyes con los pantalones abajo y se lo zampan.

Uribe es tan pero tan guerrerista que no ha respondido con tropas las amenazas y provocaciones de Chávez, que nada tiene que ver con el impasse entre Ecuador y Colombia, así como tampoco ha respondido al envío de "10 batallones" venezolanos a la frontera colombiana. En cambio nuestro prócer defensor de la paz, el boy scout y ex misionero católico Rafael Correa, ha salido de gira internacional para buscar apoyo de otros países, para legitimar talvez una respuesta militar que podría arrastrar el continente a la guerra. Aguántense el hambre, las inundaciones, el volcán, las carreteras destruidas y la ausencia de estado de derecho, que la "soberanía" es más importante que la vida de los ecuatorianos decentes. ¿Saben qué? Métanse su chauvinismo por el Q-lo, fils de putains.

Danny Ayala Hinojosa said...

jajajaja que brillante comentario de Anónimo muy claro, informado y bien condimentado con humor, todo en su lugar y en su justa dimensión. Pese a que lo retratado por Anónimo es serio e indignante, me he reído a lo grande con el estilo. Anónimo debe publicar su opinión en un blog, perlas así no deben quedarse en la cajita de comentarios solamente.