Tuesday, October 30, 2007

Malaria y cambio climático

Los mosquitos y la malaria siempre han sido una plaga en Europa incluso tan al norte como en Escandinavia y Rusia, la malaria de hecho debe su nombre del griego (mal aire) y se conocía también como la "enfemerdad italiana", Hipócrates fue el primero en describir la enfermedad, que estaría tan extendida que Alejandro Magno parece ser que murió de malaria en año 323 a.C.. Esta enfermedad ha estado presente en Europa probablemente desde que finalizó la última era glacial, siendo el deshielo glacial un proceso natural de calentamiento que continua hasta hoy en día con altibajos.En Rusia la malaria era una plaga a tal punto que el gobierno soviético en sus primeros años promovió agresivas campañas contra esta enfermedad al igual que contra el tifus y el cólera. En todo el mundo la cura de la malaria fue durante mucho tiempo la quinina que fue descubierta en los Andes de Sudamérica en el siglo XVII siendo los jesuítas los que la llevaron a Europa. Es interesante señalar que los principales productores de derivados de chinchona (la planta de la que se extrae la quinina) fueron los alemanes que lo distribuyeron en Europa. ¿Cómo es que en la Europa del renacimiento existía mercado para la quinina? pues porque su demanda estaba espoleada por la gran cantidad de casos de malaria que se presentaban en ese continente.Dados los hechos y la evidencia histórica, el argumento ecologista de que la malaria invadirá nuevos territorios es falaz pues la malaria siempre estuvo en Europa desde hace siglos, y si las epidemias de malaria fueron reduciéndose fue gracias a las campañas de salud, a la desecación de pantanos, la creciente urbanización y el libre comercio y producción de fármacos.

1 comment:

Chuta said...

No te olvides de la prohibición del DDT en algunos países y por lo tanto la expansión de las plagas. Estos eco-progres siempre tan contradictorios.