Sunday, April 08, 2007

El gobierno contra la prensa

Noticia en El Comercio: Rafael Correa anuncia reformas legales para regular a los medios

“Una buena idea es democratizar la propiedad de los medios, para que no respondan a intereses reducidos y privados... sin embargo, en la práctica, es difícil llevarlo a efecto, pero hay maneras de limitar como aplicar la Ley en que no se puede tener medios e instituciones financieras”. Dijo

De este modo, Correa dijo que se puede poner punto final a la “relación incestuosa” entre “banca, medios y funcionarios corruptos”. Bajo ese panorama, reconoció que confronta con “ciertos” dueños de periódicos, banqueros que cobran comisiones e intereses exagerados, así como empresas que eluden impuestos.

El Federalista: los políticos suelen pervertir palabras o cambiar otras cuyos significados son odiosos. Rafael Correa ha corrompido el término democracia al hablar de "democratizar" la prensa que no es otra cosa que imponer mediante mecanismos violentos, líneamientos de comportamiento y comunicación en favor de su gobierno. La "democratización" no es otra cosa que la confiscación de medios y la conculcación de la libertad de expresión de todos, de periodistas, editorialistas y de todos quienes hacen o hacemos opinión.
Un medio cualquiera puede emitir acciones para capitalizar su empresa esto se lo hace usualmente a través de la bolsa de valores y es un medio legítimo -por ser pacífico- para que una empresa se capitalice intercambiando recursos de los accionistas dándoles parte de la propiedad del medio y recibiendo parte de los beneficios. Por el contrario, lo que Rafael Correa quiere imponer mediante la Asamblea Constituyente es que una especie de Policía del Pensamiento ingrese a cada empresa radiodifusora, de televisión o de prensa (e incluso digital) para virtualmente confiscar la propiedad mediante interventores que administren los ingresos y egresos de las empresas, discriminen los contenidos que se publican, que ejerza censura, que despida a periodistas "no comprometidos" y que mediante compras forzadas o aumentos de capital de participación estatal -también impuestos a la fuerza- se expropien los medios de comunicación, y tan grave como lo anterior, que decida lo que se publica o no de acuerdo al capricho del gobierno y su Gestapo.

La relación incestuosa de la que habla Rafael Correa es solo una leguleyada que en su tiempo fue creada para atacar a ciertos bancos, una "ley con dedicatoria" de las tantas ilegítimas que tenemos y que ahora se pretendería elevar a norma constitucional, es una ley absurda como si prohibiésemos a los panaderos ser accionistas de radios o que a los electricistas se les impidiera hacer opinión en televisión o que a los floricultores se les impidiera ser propietarios de periódicos. Sea dicho de paso, cualquier Constitución y sistema legal decentes protegen la libertad de expresión con el único limitante de que no se agreda la honra personal. Si el gobierno propone normas sobre prensa a la Asamblea Constituyente de hecho está proponiendo coerción y amenaza de censura, para lo cual habrá de crearse tribunales y agencias fiscalizadoras de lo que "es bueno y conveniente" secuestrando el discernimiento del ciudadano, quien es y debe continuar siendo, el juez y propietario de su mente decidiendo qué opiniones lee y adhiere.
De hecho, de "relaciones incestuosas" pueden señalarse a las acciones que realice el Estado a las que no debe estar facultado, pues sus funciones legítimas son únicamente la defensa común y la administración de justicia. Estas relaciones incestuosas son:
1. Hacer competencia desleal a los ciudadanos manteniendo empresas petroleras, eléctricas, de telecomunicaciones, de seguridad social, financieras, de medios de comunicación, haciendas, navieras, líneas aéreas, ferrocarriles, distribuidoras de gas, oleoductos, refinerías, almaceneras, puertos, aeropuertos, etc.
2. Impedir el libre intercambio de propiedad (comercio) a través de regulaciones y aranceles, cosas ambas que favorecen a grupos de privilegiados.
3. Impedir la creación de empresas con decenas de trámites burocráticos, permisos y tasas que hacen dificil si no imposible que personas talentosas, muchas de ellas pobres, formen negocios de todo tipo.
4. Encarecer el crédito que otorga el sistema financiero mediante cientos de leyes y regulaciones e impuestos financieros, que impiden competencia, tasas de interés convenientes y mejores productos financieros.
5. Crear y mantener sistemas de privilegios como los impuestos de beneficio privado como el 1x1000 que se destina al Colegio de Ingenieros Geólogos o la creación del CODENPE que privilegia a las dirigencias de sectores étnicos (o entonces ¿debería haber un Consejo Nacional de Blancos o de Mestizos?)
6. Crear leyes y organismos sectoriales que impongan regulaciones y lineamientos. Como ejemplos están las leyes de minería o leyes de hidrocarburos así como organismos como Consejo Nacional de Biocombustibles, Dirección de Hidrocarburos, Junta Bancaria o Ministerio de Cultura.
Hay muchas otras relaciones incestuosas, mejor conocidas como acciones ilegítimas del gobierno que el actual presidente debería estar desmantelando si es que fuese cierto que está comprometido en el combate contra la corrupción. ¿O es que se ha comodado a esta? tal pareciese ese el caso pues la prensa, uno de los mayores y más eficaces arietes contra la corrupción, está siendo abiertamente amenazada por el régimen.

2 comments:

Daquilema said...

Claro que hay que callarle a esa prensa! y generar la prensa libre, como en el internet que puedes publicar siempre tus payasadas liberales. Pero de acceso masivo.

Un saludo revolucionario, no sabes el placer que me causa ver como se comen cemento... Así es la historia, iras viendo poco a poco como el materialismo dialéctico acierto en los ánalisis y en los procesos

Danny Ayala Hinojosa said...

Gracias Daquilema por confirmar todo lo escrito en el post: el socialismo quiere imponer su ideología con la fuerza bruta, cerrando canales, imponiendo tributos, creando burocracias, trámites y consejos de soviets para entrar a lucrar del trabajo ajeno. Gracias Daquilema nuevamente, eres la clase de personas que demuestran con su ideología liberticida la necesidad de un sistema de libertades para proteger a todos incluso a los enemigos de estas libertades.