Friday, February 09, 2007

Capitalismo y medio ambiente

Según Marx el Capitalismo tiende a destruir a sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos. Bueno, Marx estuvo totalmente equivocado. Empecemos diciendo que el Capitalismo tiene su fuente de riqueza en la mente humana, incluso etimológicamente Capitalismo viene del latín capita (cabeza) por lo que se puede decir que el Capitalismo es el sistema de la mente, del razonamiento y cada persona tiene una mente que razona, aprende, reflexiona y que le dicta a cada uno un curso de acción determinado.

El capitalismo per se no tiene un "proyecto" ni un "destino manifiesto", el capitalismo es solo el sistema resultante de libertades individuales garantizadas a través de sistemas jurídicos privados o sistemas regidos por gobiernos limitados, donde, cada persona está protegida en su vida, en su libertad de acción y en el fruto material de su mente y esfuerzo, su propiedad. Todo otro sistema que no proteja al capitalismo infringe de una u otra forma, en una pequeña o gran medida, los derechos de propiedad de las personas y comúnmente también sus derechos a su vida y libertad. Desde la socialdemocracia, el nazismo o el comunismo, todos estos sistemas intentan imponer modelos políticos autoritarios mediante la violencia, mediante confiscación parcial o total de propiedad o usando ambos mecanismos: saqueo y homicidio, no importan las supuestas "buenas intenciones" de estos sistemas, no solo porque nunca se logran con estos sistemas sino porque intentar aplicar estas recetas ya coartan libertades civiles.

Las variantes ecologistas del socialismo son solo una nueva fachada para el socialismo de antaño, usan el pretexto de la defensa del medio ambiente para proponer sistemas totalitarios que forcen a las personas a seguir cursos de acción dictados por el déspota y sus ministros. Los defensores de este socialismo intentan ocultar el pasado -y presente- sanguinario del socialismo (150 millones de muertos) para intentar establecer otra cabeza de playa: la defensa del medio ambiente, en lo cual también pierden, pues si existe un sistema donde los ecosistemas valen tan poco como las personas y los ataques al medio ambiente quedan impunes, ese es el socialismo. Baste mencionar la contaminación del mar Blanco y el de Barents con químicos y desechos nucleares, la desecación del Mar Aral, el desmantelamiento de los ecosistemas del Volga, la contaminación petrolífera, los incendios en la Taiga, las pruebas nucleares, la lluvia ácida en europa del Este, pero sobre todo y como un ícono de la estupidez ideológica y el fracaso de la economía planificada: Chernobil, el mayor desastre ecológico humano producto del burocratismo, arrogancia y corrupción socialistas.

Es verdad que también sobre naciones menos socializadas han ocurrido desastres ambientales, pero los responsables suelen pagar indemnizaciones por daños al contrario de las naciones socialistas donde los responsables son miembros del buró político, es decir, juez y parte. Pero además, en aquellas regiones donde se ha permitido el capitalismo se han generado los incentivos para desarrollar nuevas tecnologías, nuevas materias primas y nuevos procesos industriales que dañan menos al ambiente, porque sea dicho de paso, la creatividad y la imaginación son posibles en sistemas de libertades individuales y solo en estas rinden frutos.

La humanidad, contrario a lo que se dice, ha ido dejando atrás sistemas de producción destructivos, solo preguntémonos ¿que suerte habrían tenido los bosques si en lugar de petróleo los 6.300 millones de habitantes cortásemos y quemásemos árboles para calentarnos y cocinar alimentos? ¿qué habría sucedido con los ecosistemas si todos los habitantes cazácemos nuestro alimento en lugar de cultivarlo y pastorearlo? ¿qué habría sucedido con los cetáceos si no hubiésemos cambiado aceite de ballenas por calefacción a gas? ¿qué habría pasado con todas las riberas de ríos y lagos si no hubiésemos construido ciudades para reemplazar los palafitos? ¿que sería de los peces sin la acuacultura y qué sería de las selvas sin forestación? ¿cómo se las arreglaría la naturaleza si en lugar de domesticar ovejas, vacas, algodón y obtener fibras sintéticas de petróleo, nos hubiésemos dedicado a matar toda bestia para abrigarnos con sus pieles?

En síntesis ¿Qué sería de la humanidad si hubiésemos renunciado a nuestra facultad de pensar?

2 comments:

Carlos said...

Muy bueno el texto. La preocupación por el medio ambiente es legitima, pero nos hemos llenado de fundamentalistas del medio ambiente que quieren usar la violencia del Estado para imponernos su visión.

nancy said...

bien, gano el capitalismo en nuestros dias sigue vigente, pero al mirar a alrededor las cosas se ven peores, los indices de pobreza han empeorado, la devastacion al medio ambiente es impactnte por lo tanto yo no creo que la culpa recaiga sobre el socialismo... ¿no es a caso el mismo capitalismo el que ha transformado e las personas cono "cosas" que producen y consumen bienes? que solo educan para crear personas para crear y hacer mas grande el consumo que poco a poco destruye el medio ambiente, pues yo veo las cosas mucho peores que antes del capitalismo...