Friday, December 22, 2006

Ayn Rand sobre la Navidad

"El significado secular de la fiesta de Navidad es más amplio que las tesis de cualquier religión particular: es una expresión de buena voluntad hacia los hombres... El aspecto atractivo de la Navidad es el hecho que expresa los buenos deseos en forma alegre, feliz y benigna, sin ninguna expresión de sacrificio. Uno dice: “Feliz Navidad” en lugar de “Llora y arrepiéntete”. Y las expresiones de los augurios son dadas en una forma material, terrenal: por medio de regalos a los amigos, o enviándoles tarjetas en señal de recuerdo y afecto.

El mejor aspecto de la Navidad es el aspecto abiertamente condenado por los místicos: el hecho que la Navidad se ha comercializado. Los regalos-comprados estimulan una efusión enorme de ingeniosidad en la creación de esos productos, asignados a un propósito solo: Dar placer a los hombres. Las decoraciones callejeras erigidas por los grandes almacenes y otras instituciones, los árboles de Navidad, las luces titilantes, los colores brillantes, proveen la ciudad de un despliegue espectacular, el cual sólo “la avaricia comercial” podría permitirse darnos. Uno tendría que estar terriblemente deprimido para resistir la alegría maravillosa de ese espectáculo."

Ayn Rand, escrito en Diciembre de 1976.

3 comments:

Anonymous said...

Ayn Rand= NO ES CRISTIANO, por ende desconoce de donde proviene la palabra NAVIDAD.

Ayn Rand=JUDIO.

NAVIDAD viene de Natividad, y es la fecha arbitrariamente impuesta por el Cristianismo para simbólicamente celebrar o recordar el nacimiento de Jesucristo Hombre hace posiblemente 2006 años.

El verdadero sentido de la Navidad es el espiritual y religioso; el sentido mercantilista que ha asumido la Navidad en ciertas sociedades consumistas no es mas que una burda, obsecena y asfixiante tergiversación de la misma, justificada en el hecho de que los Reyes Magos trajeron regalos al Niño Jesús. Manipulación mañosa de los comerciantes. Es un fariseísmo.

Por último, si Ayn Rand hubiese pasado una sola Navidad fuera de su borbujita de EEUU y hubiese visto niños desarropados, hambre, penuria y además hubiese aprendido que el mercantilismo crea "necesidades" innecesarias en los seres humanos, haciendo de los pobres las víctimas mas fáciles y ávidas por tener lo que no tienen, y que en realidad no necesitan, entonces ahí, el judío de mierda este no hubiese hablado así.

Me sorprende que tu, proviniendo de humilde estracto carezcas de solidaridad con los pobres y publiques cosas tan ofensivas.

¿Lo publicas o no?

Apelo a tu hombría de bien para publicar esto. ¿Defiendes la libertad de otros y el derecho a disentir?

Atte,

Alexander Crowley

Danny Ayala Hinojosa said...

Sr. Crowley:

He publicado su comentario con el fin de contestarle no porque me vea obligado por su conminación poco elegante. Sea dicho de paso este no es un tema de "derecho a disentir" o "libertad de otros". Los derechos de propiedad incluyen el de permitir o no cierto comportamiento, uso o temática de conversación dentro de la legítima propiedad de una persona. Por ejemplo usted no tiene "derecho al esparcimiento" obligando a otros a darle ese beneficio, tampoco un medio está obligado a publicar todas las cartas que recibe, es el propietario haciendo uso de su legítimo poder y criterio quien permite o no la publicación de correspondencia.

En segundo lugar, Ayn Rand es dama, por tanto judía y aunque el judaísmo no celebra la navidad sí celebra Hannukah, de todas maneras es dable que una persona de otras denominaciones pueda opinar sobre tradiciones propias o parcialmente/totalmente ajenas.

Otra cosa, es precisamente por ser emigrante originaria de rusia y haber padecido y presenciado de primera mano la miseria, hambre, enfermedad y carestía del socialismo el porqué Rand despotrica contra este sistema perverso basado en la esclavitud humana, y tiene suficiente altura moral y argumentos para hacer esta crítica.

También, y porque en este blog nos interesa el fin de la pobreza, es que proponemos límites al gobierno para que este deje de tomar dinero ajeno para beneficiar a ciertos privilegiados y que por el contrario permita libertades políticas y económicas para que el lastre de la pobreza vaya siendo reducido. Esto no tiene que ver de ninguna manera con el estracto social o racial o genético, tiene que ver con los principios como el respeto a la propiedad ajena, la solidaridad entendida como acto voluntario no motivada por la fuerza o la coerción, y la generosidad de espíritu que motiva la material.

GATO RANDIANO said...

Haber, haber vamos por partes.
Ayn Rand no es cristiana, para empezar. Tampoco es judía (o mejor dicho dejó de serlo porque ella se reconoce atea).

La Navidad no ha sido creada por los cristianos para celebrar el nacimiento de Jesús, primero porque eran las festividades de Mitra dios de origen persa, además Jesús nunca existió.

Yendo al fondo, lo que le agrada a ayn Rand de estas festividades es que al gente disfruta de su dinero satisfaciendo sus gustos por más extravagantes que estos sean y para tener riqueza debes de tratabajar, hay algo malo en gozar los beneficios producto del esfuerzo?.

Si Navidad es solo religión, cluto a lo inexistente devinifivamente no vale la pena.

Sds

Gato Randiano