Monday, November 12, 2007

"Un Anillo para gobernarlos a todos"

"Un Anillo para encontrarlos, un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras."
Artículo "Tolkien v. Power" en Ludwig von Mises Institute por Alberto Mingardi
In Tolkien's vision, the power is always evil - a good power cannot even exist. Since the very beginning, the good guys own the Ring. Since it is the most powerful weapon in the world, many of them ask why it can't be used against Sauron, the Dark Lord. Even though the Ring was forged by him and undoubtedly it is evil, yet it could help to pursue a good end, they suspect. This is an extraordinary way to ask the question: could the means be subordinated to the ends? Can a good end be pursued by evil means? Tolkin answers that no, evil
means can only bring to an evil end - no matter if the original intentions are good.

El artículo es muy interesante y nos revela una faceta no conocida de Tolkien: sus ideas políticas.

Mingardi compara el pensamiento de Tolkien con el de Han-Hermann Hoppe y nos recuerda esta cita de Hoppe:

[that] concerns the historic transition from absolute monarchies to democratic states. (.) is near-universal agreement that democracy represents an advance over monarchy and is the cause of economic and moral progress. This interpretation is curious in light of the fact that democracy has been the fountainhead of every form of socialism: of (European) democratic socialism and (American) liberalism and neo-conservatism as well as of international (Soviet)
socialism, (Italian) fascism, and national (Nazi) socialism. More importantly, however, theory contradicts this interpretation; whereas both monarchies and democracies are deficient as states, democracy is worse than monarchy".

El Federalista: ya intuía yo que Tolkien se las traía algo hasta que un buen amigo me ha traído este artículo y ha confirmado mis sospechas.

Considerado el mejor libro del milenio en una encuesta de Amazon y considerado el libro del siglo por una encuesta conducida por el Canal 4 de Inglaterra y la librería Waterstone, El Señor de los Anillos es una lectura épica que trata en el fondo del poder absoluto y su maldad, y la debilidad o valor de las almas que sucumben o se enfrentan a él.

Cambie "Anillo" por "Estado" y tendrá el drama de nuestros tiempos. El Estado, un aparato de coerción y poder in crescendo para gobernar y atar a los gobernados a los designios de los poderosos.

No es de extrañar que los más viles busquen el poder absoluto y los más débiles de espíritu acepten y hasta aplaudan a quien obtiene tal capacidad de poder, y habrá almas que se sientan tentadas a tratar de hacer el bien con el poder total, Rafael Correa acaba de afirmar en Canal 4 "¡cómo se puede gobernar un país sin poder!", ahí lo tienen, Gollum hará lo posible por mantener el "precioso" poder atropellando la Constitución, descabezando al Congreso y al TC, comprando el TSE e imponiendo su régimen socialista mediante una Constitución ya redactada y lista para hacerse acatar a fuerza de coerción judicial y bayoneta.

Al final Sauron pierde la guerra, Gollum obtiene una tumba sin lápida y los buenos triunfan luego de una espantosa carnicería... hasta que la historia se repita.

1 comment:

mishigox said...

A ti q te gustan tanto los "fantasmas socialistas", por ahí leí en otro lado que Tolkien, bajo el contexto histórico de las guerras mundiales en Europa, empleaba al reino de Mordor como metáfora del avance del comunismo sobre Europa y que los gobiernos (reinos) occidentales (Rohan, Gondor) tenían que detenerlos. Ahí te paso ese dato para que disfrutes con tus fantasmas.